Tanto las cataratas como el glaucoma pueden ser un hecho natural en el proceso de envejecimiento; muchas personas mayores de 60 años pueden sufrir ambas. Aparte de esto, siendo parte del proceso natural de envejecimiento, son dos enfermedades oculares que no tienen nada más en común.
Las CATARATAS son debidas a una opacidad en la lente cristalina que bloquea la entrada de luz y afecta la calidad de la visión. Es la principal causa de ceguera evitable en todo el mundo. En este caso, la pérdida de visión se puede revertir mediante cirugía, donde la lente cristalina opaca se cambia por una lente de material especial adaptada al ojo humano que permite recuperar la visión.

11

El GLAUCOMA abarca un grupo de enfermedades oculares que reducen gradualmente la calidad visual sin previo aviso y con frecuencia sin presentar síntomas. Esta pérdida de visión se debe al daño causado al nervio óptico. Aquí la pérdida de la visión es irreversible.

 

12

¿SE PUEDEN PREVENIR LAS CATARATAS?
Dado que es un proceso benigno y fisiológico y por lo tanto la edad es la principal causa de cataratas, parecería difícil prevenirlas; sin embargo, hay otros factores que pueden anticipar su apariencia y sobre los que podemos actuar.
FACTORES DE RIESGO
Largas exposiciones a la luz UV
Fumar
Uso prolongado de corticoesteroides orales o inhalados
Diabetes
Antecedentes familiares y factores genéticos
Traumatismo (pinchazos, cortes o quemaduras) oftálmicos
La mejor manera de hacer una buena prevención es también mantenerse en alerta a los síntomas y su progresión y si es necesario ir al oftalmólogo. Los expertos recomiendan un chequeo oftalmológico anual.
Estos síntomas a tener en cuenta son:
Visión borrosa, ver doble y dificultad para ver bien por la noche
Alta sensibilidad a la luz
Ver los colores brillantes más atenuados
Viendo las causas que pueden acelerar la aparición de una catarata, los consejos que podemos darte son:
Proteja sus ojos de la radiación solar, utilizando gafas de sol que filtran los rayos UV
No se automedice en caso de notar los síntomas indicados anteriormente, ya que la única solución a las cataratas es la cirugía.
Chequeos oculares anuales a partir de los 65 años y cada dos años a edades anteriores.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE GLAUCOMA?
El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que si no se trata a tiempo produce un deterioro tan grande de la visión que puede causar ceguera. Este daño del nervio óptico ocurre cuando la presión intraocular es mayor de lo que el ojo puede soportar, causando una reducción de la visión lateral.
A diferencia de las cataratas, el glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa que no tiene cura hoy en día. Pero con un buen diagnóstico temprano y un tratamiento establecido a tiempo se puede ralentizar y controlar.
¿CUALES SON LAS CAUSAS DEL GLAUCOMA?
Los mecanismos causantes no se conocen demasiado; pero la razón más frecuente para el aumento de la presión ocular es un funcionamiento inadecuado de las estructuras que se encargan de drenar el líquido ocupado por la parte anterior, lo que llamamos humor acuoso.
Al igual que las cataratas, el glaucoma tiene factores de riesgo asociados a tener en cuenta:
Historia familiar
Edad
Tiene una córnea delgada y/o miopía alta
Diabetes y presión arterial alta
Los controles anuales al oftalmólogo nos ayudarán a descartar la enfermedad y, sobre todo, a hacer un diagnóstico precoz y a comenzar el tratamiento adecuado para detener el glaucoma.
El TRATAMIENTO dependerá de la etapa en la que se encuentre el glaucoma, aunque siempre irá en el camino de reducir la presión ocular a través de gotas oculares que reducen la producción de humor acuoso o facilitan su eliminación.
LA IMPORTANCIA DE DIFERENCIAR EL OJO SECO DEL GLAUCOMA
La sequedad ocular afecta a una gran parte de la población mayor de 65 años y se debe a que nuestro ojo no se lubrica adecuadamente porque tiene pocas lágrimas o es de mala calidad. Esto puede causar problemas de visión y lesiones en la córnea y en conjunción.
Estos síntomas se pueden confundir fácilmente con los del glaucoma, ya que encontramos visión borrosa, picazón en los ojos, sensación de arena y sensibilidad a la luz. Esta sintomatología mejora con la aplicación de lágrimas artificiales.
Por lo tanto desde la farmacia le aconsejamos que si tiene más de 50 años o algunos de los factores de riesgo de glaucoma o cataratas, debe programarse la revisión oftalmológica anual, ya que la prevención es la mejor solución para estas patologías.
https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/en-espanol/las-cataratas
https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/en-espanol/el-glaucoma
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001620.htm