¿Qué pasa con nuestros pies en verano? 

Esta cuestión, que no parece importante, es básica si queremos evitar problemas importantes. Porque en verano, a pesar de tenerlos destapados y desprotegidos, es cuando más descuidamos el cuidado de los pies, y este error puede desencadenar patologías como el pie de atleta, pie diabético y pie geriátrico entre otros.

Es por ello que en este blog queremos daros consejos y recomendaciones para la higiene y cuidado de los pies durante los meses de verano.

Para aprender a cuidarlos, primero debes conocerlos un poco.

El pie es una estructura anatómica formada por 26 huesos. Si tenemos en cuenta que el cuerpo humano está formado por 206 huesos, los del pie representan más del 25% del total. En un hombre que pesa 80 kg mientras camina, el talón soporta 300 kg a cada paso. Ahora podemos hacernos una idea de lo necesario que es cuidar esta parte del cuerpo.

27_agost_O_cast

El cuidado de los pies se puede ver desde tres lados:

  • Estética
  • Salud
  • Higiénico

Las recomendaciones que te damos están enfocadas a cubrir estos tres aspectos.

  • Lávese los pies diariamente con jabón neutro y agua tibia
  • Si te bañas, estos baños no deben exceder los diez minutos para evitar dañar la piel, ya que demasiado tiempo puede provocar una maceración de la piel que reducirá la capa córnea que nos protege.
  • Seque cuidadosamente los pies, especialmente entre los dedos, para evitar infecciones fúngicas. Cuanto más cuidada esté la piel del pie, de más microorganismos se evitará la entrada
  • Use cremas hidratantes específicas para la zona
  • No manipules las durezas con productos que son demasiado agresivos porque puedes tener lesiones que costarán mucho de sanar, es mejor que le pidas cita al podólogo
  • Córtate las uñas regularmente y de manera recta, asegurándose de que no queden ángulos para que no puedan ser encarnadas. En caso de que te pintes las uñas, te aconsejamos que pases temporadas sin pintarlas ya que necesitan transpirar.
  • Evite los zapatos de cuero sintético, ya que no facilitan la transpiración y utilize calcetines de algodón o hilo no sintético
  • Evita situaciones en las que sea posible causar lesiones en la piel de los pies: uso de calcetines demasiado holgados que puedan causar fricciones, calzado poco sujeto que pueda provocar heridas o ampollas…
  • En el caso de llevar zapatos que nos duelan, procura no usarlos durante más de 30 minutos al principio para evitar lesiones.
  • Ahora en verano, recuerde que sus pies también deben ser protegidos del sol ! El fotoprotector solar es importante que también lo apliques en la parte superior del pie
  • Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio a diario, reducir el alcohol y el tabaco, que son hábitos para llevar una vida más sana, también nos ayudará a tener una buena salud de nuestros pies, ya que pueden afectar al flujo sanguíneo que puede provocar problemas circulatorios.
  • Realizar ejercicios para mejorar la salud del pie. Un ejercicio sencillo que recomendamos es deslizar una pelota de tenis por el suelo del pie con movimientos suaves y rítmicos a través de los dedos. Si siente dolor en cualquier área, no presione con fuerza y masajee alrededor de ella.

Otro ejercicio que puedes hacer es, sentarte, colocar un pie sobre la pierna opuesta y estirar los dedos uno por uno y terminar el masaje clásico.

Un buen masaje de pies no solo mejora la movilidad articular, sino que también relaja los músculos, tendones y fascia, y promueve la irrigación de la sangre.