La dermatitis del pañal es un proceso cutáneo irritativo e inflamatorio que se produce en la zona cubierta por el pañal. Es muy frecuente en lactantes y niños/niñas pequeños/as. Se debe a una interacción de múltiples factores: la piel se irrita con la orina, las heces, la humedad, la fricción, el contacto con otras sustancias (detergentes, perfumes…) y el aumento del pH en la piel del área del pañal. Esta irritación se ve agravada por la oclusión que supone el pañal.

 

EPIDEMIOLOGIA  DE LA DERMATITIS DEL PAÑAL

La prevalencia de la dermatitis del pañal es desconocida, pero se estima que entre un 7% y un 35 % de los niños/ niñas presentan dermatitis en cualquier momento de su periodo de lactancia.

Afecta por igual a ambos sexos. La incidencia de dermatitis de pañal es de tres a cuatro veces superior en aquellos/as que presentan descomposición.

 

FALSOS MITOS

-¿Puede que el niño/ la niña tenga alergia a los pañales? No, los pañales actuales están fabricados con sustancias hipoalergénicas.

-¿La dermatitis del pañal está producida por la erupción de los dientes? Es falso que el inicio de la dentición lo produzca.

 

TRATAMIENTO

 

El mejor tratamiento es una buena prevención. 

 

– Se aconseja realizar una buena higiene de la zona con agua tibia y un jabón ácido o neutro, desaconsejándose los perfumes. La zona se ha de mantener limpia y seca.

– Los cambios de pañal deben ser frecuentes, e incluso en niños con episodios repetidos es muy útil mantenerlos unas horas al día sin pañales.

– Se recomienda usar pañales superabsorbentes.

– A cada cambio de pañal se debe aplicar un producto protector para aislar la piel del contacto con el pañal. En este sentido son adecuadas pastas al agua con óxido de zinc. 

– En las dermatitis más severas se utilizan cremas con corticoides de baja potencia. Si hay sobreinfección por hongos se aplica una crema antifúngica. Consúltalo con tu pediatra o tu farmacéutica.

– No es recomendable usar polvos de talco en la zona del pañal ya que el bebé podría aspirarlos y puede ser perjudicial para los pulmones. Además, si se aplican sobre piel lesionada (erosiones, úlceras…) puede producirse un granuloma por cuerpo extraño.