¿Sueña con dormir bien? ¡Evite el insomnio con estos consejos!

El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño. Se considera que una persona que tarde más de 30 minutos en dormirse y/o duerma menos de 6 horas sufre insomnio. Si estas sensaciones son inferiores a tres semanas o un mes se habla de insomnio transitorio o de corta duración, y cuando es superior a ese tiempo, de insomnio crónico. Según las estadísticas, el 10% de la población mundial se enfrenta a este trastorno, y según la Organización Mundial de la Salud, el insomnio transitorio afecta al menos al 40% de la población.

Recomendaciones

– Procure acostarse y levantarse cada día a la misma hora, el orden en los horarios ayuda a regular el sueño.

– Haga ejercicio con regularidad pero reduzca su intensidad en las horas previas a acostarse. Además, es bueno que haga algo relajante antes de acostarse, como leer o escuchar música.

– Evite hacer siestas largas durante el día, con 20 minutos de descanso es suficiente.

– Olvide la cafeína, el alcohol o la nicotina antes de ir a dormir. Al ser estimulantes pueden afectar a su descanso y provocar un despertar antes de tiempo.

– Cene de forma ligera, limite la ingesta de líquidos e intente orinar antes de acostarse.

– Siga una rutina antes de acostarse: cepillarse los dientes, poner el despertador, bajar las persianas… Esto le puede ayudar.

– Mantenga la habitación con un ambiente tranquilo y relajado, sin exceso de luz y temperatura adecuada para conseguir un sueño reparador.

– Antes de acostarse, escriba en un diario los problemas que le preocupan. De esta manera su mente estará más calmada y lista para dormir.

– Si tras media hora en la cama sigue despierto, es mejor que se levante y realice alguna actividad relajante hasta recuperar el sueño.

– Acuéstese cuando esté somnoliento..

– Procure no obsesionarse o dramatizar una noche de insomnio. Levántese a la hora que tenía prevista aunque no haya dormido bien, probablemente se trate de una situación pasajera.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Existen  enfermedades que son más susceptibles de producir insomnio que otras? Sí. Enfermedades como la depresión, ansiedad, incontinencia urinaria, hipertiroidismo o aquellas con las que se sufra dolor pueden provocar insomnio. Además, muchos medicamentos actúan sobre el  Sistema Nervioso Central, por lo que pueden producir o incrementar el insomnio. En caso de duda consulte con su farmacéutico.

¿Está relacionado el insomnio con el estrés? El estrés provoca insomnio, pero éste a su vez es un causante de estrés, formando un círculo vicioso que puede afectar a su salud.

¿Cuándo basta con un tratamiento sin receta y cuándo debo acudir al médico? El insomnio transitorio o de corta duración (menor a tres semanas o un mes) puede tratarse realizando pequeños cambios en su rutina y hábitos alimenticios de forma complementaria a la toma de algún medicamento sin receta médica y que no cree adicción, consulte con su farmacéutico..

¿Dormimos menos a medida que nos hacemos mayores? Está demostrado que el sueño permanece más o menos constante a lo largo de la edad adulta aunque es cierto que el patrón de sueño se va modificando ligeramente conforme aumenta la edad. Muchas personas mayores empiezan a sentir sueño por la tarde y se levantan más temprano que cuando eran jóvenes, o bien duermen menos por la noche porque incorporan la costumbre de la siesta en sus rutinas.

¿La toma habitual de benzodiacepinas para dormir puede reducir su efecto con el tiempo? Estos medicamentos son útiles para determinados tipos de insomnio y de ansiedad y siempre deben ser prescritos por el médico y tomarse siguiendo sus pautas. Esto es importante en todos los medicamentos, pero muy especialmente en estos, ya que pueden causar dependencia y hacer que el cuerpo se acostumbre al medicamento haciendo que la dosis que tome sea insuficiente.