El pie de atleta es una infección en los pies provocada por hongos. El término médico es tiña podal. La onicomicosis es la alteración producida por la invasión de hongos en la estructura ungueal de manos y/o pies.

CAUSAS


Estas infecciones ocurren cuando un hongo prolifera sobre la piel o las uñas de los pies. El mismo hongo también se puede presentar en otras partes del cuerpo. Sin embargo, los pies son los más afectados sobre todo entre los dedos.
El pie de atleta es el tipo más común de infecciones por tiña y la onicomicosis la principal causa de dolencia de la uña en los países desarrollados. 

Los hongos prosperan en zonas cálidas y húmedas. El riesgo de contraer estas afecciones incrementa si usted:
• Utiliza calzado cerrado, especialmente si es recubierto con plástico
• Mantiene sus pies húmedos durante periodos prolongados
• Transpira mucho
• Tiene una lesión menor en la piel o las uñas
El pie de atleta y la onicomicosis se contagian rápidamente. Se pueden transmitir por contacto directo o por contacto con artículos tales como zapatos, calcetines y superficies de duchas o piscinas.

 

MANIFESTACIONES CLÍNICAS


En la onicomicosis clínicamente puede existir una onicólisis (o separación de la uña de la cama ungular), hiperqueratosi subunguial(engrosamiento de la uña con descamación subunguial) y discromia (cambio de color de la uña desde amarillento o verdoso hasta marrón o negro).
Es un proceso frecuentemente asintomático pero que en ocasiones puede producir molestia o dolor, especialmente en el momento de recortarse las uñas o realizar ejercicio físico. En ocasiones pueden producirse complicaciones importantes como la erisipela o celulitis o infección de la grasa subcutánea, sobre todo en pacientes diabéticos e inmunodeprimidos.
El pie de atleta normalmente provoca una erupción cutánea escamosa de color rojo. La erupción cutánea generalmente empieza entre los dedos de los pies. El prurito suele ser peor justo después de quitarse los zapatos y/o medias. Algunos tipos de pie de atleta presentan ampollas y úlceras.
Son patologías benignas que en general están exentas de complicaciones, pero su diagnóstico y tratamiento no siempre es fácil y tiene que estar siempre supervisado por un médico.

http://dermatologia.cat/informacio-per-a-pacients/informacio-de-malalties/onicomicosi/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000875.htm