Sabemos muchas cosas sobre el acné, pero… tenemos claro las que son verdaderas y cuáles son falsas? En este blog queremos darte las pautas para que puedas resolver las dudas que tengas.

El acné se forma debido a la grasa o sebo que secretan las glándulas sebáceas de la piel. En los folículos y poros encontramos la bacteria Propionibacterium acnes. Cuando uno de estos poros está obstruido por el exceso de grasa, por células muertas o simplemente por suciedad, el propionibacterium causa una infección en este punto obstruido, generando inflamación e incluso pus, dando lugar a los granos típicos de acné que todos conocemos.

11

 

DESMONTANDO MITOS SOBRE EL ACNÉ

 

  • Sólo los adolescentes lo sufren

 

Aunque el 85% de los adolescentes desarrollan algún tipo de acné, los adultos también sufren de esta enfermedad inflamatoria de la piel; y más actualmente con el uso intensivo de mascarillas ( lo veremos más adelante)

 

  • Es más típico de los hombres que de las mujeres

 

Es cierto que los hombres tienden a sufrir un acné más agresivo, pero por el contrario, las mujeres están más sometidas a cambios hormonales que pueden generar algún tipo de acné

 

  • Es contagioso

 

No se transmite de una persona a otra

 

  • El Chocolate genera acné

 

La comida no es el origen del acné.  En el caso del chocolate, todo depende de la cantidad que se coma, ya que algunos de los componentes que lleva podrían estimular y aumentar la inflamación; por ejemplo, la manteca de cacao que lleva chocolate con leche y tiene un alto contenido de grasa.

 

  • No es necesario hidratar una piel acnéica

 

Una piel con acné, necesita hidratación sin proporcionar ningún tipo de grasa, pero necesita agua, ya que la mayoría de los tratamientos de higiene terminan secando mucho la capa dérmica y necesitamos mantener la función piel intacta.

  1. Tocarse los granos hace que se vayan antes

Cuando vacíamos un grano, la infección se propaga a través del resto de las lesiones y por lo tanto tarda más en sanar. Además, podemos dejarnos marcas si tocamos demasiado las lesiones. En caso de que nos suceda, justo cuando el grano ha sido reventado es necesario aplicar un antiséptico.

En el caso del acné inflamatorio, donde los granos están fuertemente hinchados e infectados, la exfoliación ni siquiera se recomienda debido al riesgo de cicatrices permanente.

  1. Lámparas UV mejoran acné

Es cierto que los rayos UV son desinfectantes y secan los gránulos; pero es un efecto a muy corto plazo y cuando dejas de estar expuesto a ellas, se produce un efecto rebote y el acné empeora.

  1. Con el jabón de ducha es suficiente para hacer una buena higiene

Es muy importante que los productos que utilizamos sean adecuados. Los jabones corporales suelen ser demasiado agresivos para una piel tan sensibilizada como la que sufre acné y terminarán irritando más nuestra piel.

Los buenos hábitos de higiene incluyen un gel de limpieza específico, tenemos que tener en cuenta que debemos mantener la cara libre de cabellos (por ejemplo, es mejor no usar flequillo), ya que estos pueden agravar el acné porque tienen un efecto engrasante e irritante.

El vapor puede ayudarnos a desobstruir el poro y así facilitar la eficacia del tratamiento tópico para mejorar el acné.  

Siempre debemos lavarnos la cara con el jabón indicado y luego aplicar el tratamiento tópico que hemos recomendado en la farmacia o que el dermatólogo ha prescrito.

 

  • Aparece mientras dormimos

 

Es falso. Puede parecer tanto de día como de noche, pero a menudo, es cuando nos despertamos que nos damos cuenta de que tenemos más granos. Pero no tienen porque haber salido mientras dormíamos.

 

¿SABÍAS QUE…?

 

  • El teléfono móvil puede causar acné, ya que contiene un montón de bacterias que continuamente entran en contacto con nuestra piel.
  • El estrés también puede causar acné, ya que estimula la glándula suprarrenal que aumenta el contenido de andrógenos y estimula la secreción de las glándulas sebáceas
  • Algunos medicamentos tópicos (como la cortisona) y los medicamentos orales (algunos antidepresivos) pueden causar acné
  • Hay maquillajes y protectores solares específicos para la piel acnéica

LA MEJOR RUTINA PARA MANTENER EL ACNÉ A RAYA

  • Limpie la piel en profundidad con un limpiador suave que elimine el exceso de grasa sin agredir a la piel
  • Matifica y equilibra la piel con una hidratante, oil-free y no comedogénica, que controle la secreción de sebo diariamente
  • Reduce los granitos puntuales (no los aprietes) con productos específicos que contengan ácido salicílico o niacinamida que disminuirán el enrojecimiento y el volumen del granito
  • Evite marcas y manchas usando un protector solar no comedogénico todas las mañanas

¿HAS OÍDO HABLAR DEL MASKNÉ?

Maskné es la palabra que usamos para definir los granitos que salen debido al uso continuado y prolongado de la mascarilla. Afecta principalmente a mujeres de entre 20 y 50 años, especialmente en la zona peribucal y del mentón.

 

14

 

El uso de la mascarilla está alterando el equilibrio de nuestra piel, ya que aumenta la humedad de la superficie epidérmica, aumenta la producción de grasa, aumenta la temperatura y pH de la piel y produce irritaciones debido al roce. 

Estas condiciones son perfectas para que aparezcan nuevas imperfecciones de la piel, ya que tampoco recibe suficiente aire y está encerrada en un ambiente de «invernadero».

No debemos confundir Maskné con foliculitis (inflamación del folículo), o un eccema por contacto (irritación con picazón) o dermatitis seborreica (inflamación con escamas grasientas típicas de esta enfermedad). Si tiene alguna pregunta o alguna duda, podemos ayudarle en la farmacia.

Como hemos visto con el acné, Maskné se puede combatir con una buena rutina que incluye una buena higiene (en este caso la doble limpieza es muy importante), una correcta hidratación con cremas de texturas ligeras y sobre todo una buena limpieza de las mascarillas y cambiarlas muy a menudo.