epidermis

CASPA

La caspa… uno de los problemas que, aunque no es grave, genera una gran inseguridad para las personas que lo padecen. Las personas con caspa estan continuamente preocupadas por la apariencia de su cabello y hombros y esto también afecta a la forma en que se visten. Seguramente tú o alguien a tu alrededor sufre de este problema… por eso hoy lo conoceremos con más profundidad.

¿QUÉ ES LA CASPA?

Es un proceso natural resultante de una alteración en el funcionamiento del cuero cabelludo. Se define como una descamación excesiva del cuero cabelludo acompañada de picazón leve pero sin inflamación.

Aunque es un problema muy común, todavía no tenemos ningún tratamiento definitivo para la caspa; combatir su aparición sigue siendo un reto para el formulador cosmético, aunque actualmente existen una gran cantidad de productos para el cuero cabelludo que son realmente efectivos y que ayudan a prevenir y corregir el problema estético de la caspa.

En blogs anteriores ya hemos explicado la estructura de la piel, que es nuestro órgano más extenso. En este caso, queremos explicar que la piel del cuero cabelludo es algo diferente a la del resto del cuerpo, ya que contiene más folículos pilosos y más grandes y se van drenando a través de las glándulas sebáceas. Estas glándulas secretan el sebo, que es una mezcla de grasas, colesterol y proteínas utilizadas para lubricar el cabello. 

En el caso de la caspa, hablaremos de la capa de la piel llamada epidermis, que es la relacionada con la alteración del cuero cabelludo. La caspa aparece porque hay un aumento en la descamación de la epidermis en la que las células de la capa inferior llegan mucho más rápido al estrato corneo. 

TIPOS DE CASPA

Podemos distinguir dos formas clínicas de caspa

  • CASPA SECA (Pitiriasis simplex): es la forma más común y no suele asociarse a alopecia o eritema. Las personas que sufren de este tipo de caspa tienen un cuero cabelludo seco, sin brillo y áspero. Las escamas son delgadas, de color blanco-gris y pueden desprenderse después de peinarse o espontáneamente, cayendo sobre la ropa o permaneciendo entre los cabellos,
  • CASPA SEBORREICA (Pitiriasis esteatoides): además de la descamación, también hay un exceso de producción de sebo (hiperseborrea) y que se puede manifestar con alopecia. En este caso, el cabello tiene un aspecto graso y brillante, con escamas amarillentas, gruesas y adherentes, y llenas de grasa.

 

¿QUÉ DESENCADENA LA CASPA?

La causa específica de la caspa no se conoce, pero si sabemos que hay una serie de factores determinantes que influyen en el desequilibrio de la epidermis.

  • FACTORES AMBIENTALES Las estadísticas muestran que la caspa se manifiesta más agudamente en invierno
  • DESEQUILIBRIO HORMONAL Normalmente la caspa aparece en la pubertad y aumenta hasta los 30 años. Esto parece mostrar que su aparición coincide con un período de alta actividad hormonal.
  • FLORA MICROBIANA Las personas que sufren de caspa tienen alterado el equilibrio de la microbiota del cuero cabelludo respecto a una persona sana.

¿QUÉ TRATAMIENTOS TENEMOS?

Debido a que la caspa es causada por múltiples factores, el tratamiento se centra en corregir individualmente cada una de las causas que pueden causarla y calmar sus síntomas.

Por ello, en el tratamiento para la caspa encontraremos ANTIFÍNGICOS (para inhibir la proliferación de microorganismos), CITOSTÁTICOS (para regular el ciclo de renovación celular del cuero cabelludo), ANTISEBORREICOS (para normalizar la secreción de las glándulas sebáceas), QUERATOLÍTICOS (eliminar la acumulación de escamas del cuero cabelludo) y ANTIPRURIGINOSOS (para calmar el picor y el enrojecimiento causados por la caspa).

Durante la década de los 80, los derivados de la brea (coal tar) fueron los componentes más utilizados, pero actualmente están cayendo en desuso a medida que se evalúa su seguridad.

Todos estos principios activos se pueden encontrar en diversas formas farmacéuticas, aunque el champú es la fórmula farmacéutica más utilizada ya que permite realizar dos funciones en una: higiene capilar y control de la humedad. Recomendamos usar una loción hidroalcohólica que contenga un ingrediente activo que no sea champú.

Si necesitas encontrar una solución al problema de la caspa, no dudes en venir a la Farmacia Ocata para que te hagamos una recomendación personalizada.

 

Leer más

MELANOMA: EL PELIGRO DE LA PIEL EN VERANO

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que aumenta cada año que pasa. Es un cáncer más común en mujeres que en hombres y en la mayoría de los casos suele aparecer entre los 40 y los 70 años.

Aunque pueden aparecer en la piel de cualquier parte del cuerpo, las zonas más frecuentes son la cabeza, el cuello, la espalda y la parte inferior de las piernas.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), podemos distinguir 4 tipos de melanomas:

 

  • Melanoma de extensión superficial: Es el más común en personas blancas entre 30 y 50 años de edad; y se puede generar en cualquier parte de la piel. 
  • Melanoma nodular: es el segundo tipo más común y es el más agresivo. Suele aparecer en el tronco, cabeza o cuello en personas entre 50 y 60 años.
  • Lentigo maligno melanoma: Aparece generalmente en personas mayores en áreas sol-dañadas.
  • Melanoma lentiginoso de Acro (ALA): es el menos común y es el más frecuente en personas de raza negra. Aparece en las palmas de las manos y en las plantas de los pies.

 

Debemos saber que no todos los cánceres de piel son melanomas, sino que estos últimos son los más frecuentes y los más graves.

El melanoma siempre se desarrolla a partir de un lunar dérmico que evoluciona desfavorablemente y afecta a las células de la piel llamadas melanocitos que se encuentran en el estrato basal de la epidermis.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL MELANOMA?

Las causas no están del todo claras; es probable que sea una combinación de factores, genéticos y ambientales, que terminen provocando que un lunar se transforme en un melanoma. 

Sin embargo, lo que se sabe es que la causa principal es la radiación UV, ya que estas radiaciones pueden dañar el ADN de las células dérmicas. 

También se sabe qué personas tienen más riesgo de sufrir un melanoma. En el grupo de riesgo encontramos:

  • Personas con fototipo I: piel muy blanca, con pecas,con pelo rubio o pelirojo, y que tienen tendencia a quemarse muy rápidamente.
  • Personas con muchos lunares o verrugas (más de 50)
  • Pacientes con tratamiento inmunosupresor o con un sistema inmunitario debilitado
  • Personas con antecedentes familiares de melanoma
  • Diagnosticados de queratosis actínica 

Muchas veces desde nuestros blogs y desde la farmacia explicamos que la mejor solución siempre es la prevención, y en el caso del melanoma, no es diferente.

 

Frente al melanoma podemos hacer:

  • Prevención primaria que incluye principalmente evitar la radiación UV excesiva tanto solar como artificial (cabinas de radiación UVA) y, sobre todo, evitar las quemaduras solares durante la infancia
  • Prevención secundaria consistente en el diagnóstico precoz

Hay que estar atentos a la aparición de nuevas manchas en la piel, lunares que no teníamos, o cambios en alguna de las pecas o marcas en nuestra piel.  Hay que recordar que la piel tiene memoria y acumula daño solar poco a poco, especialmente recuerda aquellas quemaduras significativas que se han originado en la infancia.

En la farmacia podemos ayudarte aplicando la REGLA ABDCE. Cualquier lesión que cumpla con una o más de las siguientes características, la consideraremos sospechosa y será necesario pedir cita con el dermatólogo.

A:  asimetría la lesión pigmentada tiene un aspecto asimétrico e irregular

B: bordes irregulares los melanomas tienen bordes dentados y poco claros

C: color color no uniforme. El melanoma generalmente tiene una mezcla de dos o más colores

D: diámetro las lesiones superan los 6 mm de diámetro

E: evolución los melanomas suelen evolucionar, con cambios en la apariencia (tamaño, color o grosor)

Aunque la mayoría de los melanomas se pueden incluir en esta regla, si sospechamos que tenemos alguna lesión pigmentada rara o que ha salido repentinamente, podemos aplicar la REGLA EFG

E: elevación por encima de la piel

F: firmeza el melanoma es firme al tacto

G: crecimiento rápido en un mes (Grown)

 

Con toda esta información, ya se puede prever que los consejos básicos para evitar la sobreexposición al sol serán los que tendremos que tener en cuenta para hacer una buena prevención contra el melanoma. Los enumeramos a continuación para que podais tenerlos en cuenta:

  • Exponerse al sol gradualmente y evitar la exposición prolongada
  • Evite la exposición al sol entre las 12pm y las 4pm. Recordad que los niños menores de 6 meses deben estar a la sombra o con ropa que los proteja de la radiación solar. 
  • Cubra la piel con sombreros o gorras y ropa apropiados. Recuerda usar gafas de sol.
  • Use protección solar de amplio espectro (UVA, UVB, radiación IR). Puedes complementarlo con nutricosmética solar (puedes recuperar el blog de abril donde hablamos de la importancia de la fotoprotección oral).  Recuerde que en los niños pequeños se recomienda utilizar filtros de mineríacomo primeraopción.
  • Póngase protector solar incluso en días nublados.
  • Vuelva a aplicar el fotoprotector cada dos horas, incluso si tiene la piel bronceada. El «moreno» es sólo un mecanismo de defensa de la piel y por lo tanto debe ser protegido de todos modos.
  • No utilice colonias, perfumes o cosméticos que puedan causar alteraciones en la pigmentación de la piel en reacción al sol.

Si tienes un lunar o lesión en la piel que te hace dudar, no dudes en venir a la farmacia y te ayudaremos con lo que necesites.

Leer más

LA BARRERA CUTÁNEA: UN EQUILIBRIO IMPRESCINDIBLE

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano que cubre la práctica totalidad de nuestro organismo, aislándolo y protegiéndolo, al tiempo permite la relación de nuestro cuerpo con el mundo exterior.

 

La epidermis es la capa más superficial de la piel y es la que desarrolla principalmente esta función de defensa. Por ello, el efecto barrera de la piel también se denomina BARRERA epidérmica.

 

La epidermis tiene una estructura muy particular, y para describirla, en el mundo científico, se utiliza a menudo la imagen de una pared formada por bloques de ladrillos (en realidad son los corneocitos, células de la piel llenas de queratina) que se mantienen juntos gracias a un cemento rico en grasas (lípidos epidérmicos).

 

Para entender la importancia de la barrera cutánea, debemos conocer los 3 estratos de la epidermis que actúan de manera sinérgica:

 

  • estrato córneo (EC): es la barrera externa de primer nivel; limita la pérdida de agua del cuerpo y es lo que hace propiamente la función de defensa frente a elementos externos, ya que tiene una elevada resistencia a las agresiones del entorno.

También nos aporta la flexibilidad y plasticidad que permite toda la gama de movimientos y pliegues de tejido cutáneo.

 

  • UNIONES ESTRECHAS (UE): son estructuras de proteínas que forman la barrera interna de segundo nivel; bloquean la entrada de elementos extraños que podrían estimular nuestro sistema inmunitario

 

  • células de Langerhans (CL): son la barrera inmunológica. Se activan cuando existe un peligro o daño a las barreras más externas

 

Estos tres estratos trabajan juntos formando un «sistema de barrera» que genera un eficiente control de la superficie de la piel.

Este sistema tan organizado es de vital importancia para evitar que la función barrera de la piel se vea comprometida por situaciones que pueden acabar desencadenando una patología, y debemos procurar conseguir un contenido de agua adecuado y bien distribuido en todas estas estructuras.

 

epi

 

 

SITUACIONES QUE PUEDEN ALTERAR LA BARRERA CUTÁNEA

 

A continuación veremos algunas de las situaciones que comprometen la integridad de la barrera epidérmica; debemos tener muy en cuenta que si estas condiciones patológicas no se gestionan adecuadamente y constante desde las primeras manifestaciones pueden llegar a provocar problemas de salud que no sólo se limitan a la piel sino que pueden afectar a otros órganos interno.

 

  1. DERMATITIS ATÓPICA

 

Es una dermatosis crónica de tipo alérgica y de carácter inflamatorio que cursa con brotes y con lesiones tipo eccema, rojeces y picores.

La dermatitis atópica puede acabar desencadenando alergias y la aparición de patologías respiratorias.

 

  1. EXPOSICIÓN SOLAR

 

Hay que tomar el sol de manera segura, y por ello es imprescindible que utilizamos fotoprotectores enriquecidos con sustancias reparadoras de la piel (aceites, ceras, vitaminas liposolubles, ceramidas ….) que eviten la desecación de la piel.

 

  1. DERMATITIS DE CONTACTO

 

Es una afección dérmica en forma de eczema como respuesta de la piel a un contacto con un agente sensibilizante externo.

Nos encontramos con lesiones rojizas, edema y picor en el área de contacto que pueden evolucionar con la aparición de vesículas.

Dentro de las dermatitis de contacto, encontramos la dermatitis del pañal y la dermatitis causada por la mascarilla.

 

En el caso de la mascarilla, nuestra piel no está acostumbrada a interacciona con un ambiente semioclusivo que evita el intercambio normal con el exterior. Este ambiente que generamos con la mascarilla, tan poco oxigenado y tan cálido y húmedo y rico en CO2 es muy propicio para que la epidermis sufra lesiones (irritaciones y maskacné).

 

CONSEJOS DESDE LA FARMACIA EL MANTENIMIENTO DE LA BARRERA CUTÁNEA

 

  • Utilizar jabones y geles de baño que mantengan y respeten el manto lipídico y el pH de la piel
  • Incorporar al baño productos formulados a base de cereales y aceites emolientes e hidratantes
  • Utilizar leches y lociones corporales hidratantes después de la ducha con activos que aporten elementos de hidratación (aloe vera, ceramidas ….)
  • Utilizar cremas y pomadas con poder aislante sobre las zonas expuestas a agresiones. En este caso hay que hacer una higiene cuidadosa de la zona antes de aplicar la pomada
  • Utilizar protectores solares adecuados con elementos reparadores de la piel
  • Beber mucha agua, ya que la consecuencia de la falta de agua es la deshidratación de la piel.

 

Si necesita resolver alguna duda o pedirnos algún consejo ya sabe que estamos a su disposición.

 

www.elservier.es/es-revista-offarm-4-articulo-cremas-barrera-13067348

unifarcobiomedical.es/skinmag/la-barrera-epidermica-cuestion-de-equilibrio

Leer más

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar análisis de uso y de mediación de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo clic en Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies